UNIVERSIDAD
AUTÓNOMA
DE SINALOA

FACULTAD
DE
ARQUITECTURA

Historia de la Facultad de Arquitectura de la UAS

Historia

La carrera de arquitectura nace en el seno de la Escuela de Ingeniería, siendo su director el ingeniero Pedro Valenzuela Sánchez. En una etapa preliminar el arquitecto Salvador Duarte Yuriar, colaboró en la exploración del Plan de Estudios, llevándose a cabo una mesa redonda con el Colegio de Arquitectos local, la delegación de la SAHOP y arquitectos de la Escuela Nacional de Arquitectura del Autogobierno de la UNAM, entre ellos el arquitecto Carlos González Lobo. Llegándose solamente a una versión esquemática del posible Plan de Estudios.

Sin embargo, advirtiendo la gran tarea que debían enfrentar, resolvieron crear una Comisión para la elaboración del Plan de Estudios, a cargo del arquitecto Rafael López Rangel, entonces docente de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Puebla. Quien convocó a prestigiosos académicos del centro del país, a participar en la elaboración de una propuesta curricular que tratara de ser alternativa y dar una respuesta científica a los requerimientos urbano-arquitectónicos que la sociedad estaba planteando en ese momento en la idea del cambio.

El arranque

En noviembre de 1979, inicia el primer curso propedéutico de la Carrera de Arquitectura, en el viejo edificio funcionalista frente al estadio “Ángel Flores”, compartiendo los adaptados espacios con las carreras de ingeniero civil y topógrafo geodesta. Con una planta magisterial de apenas 10 profesores y una matrícula cercana a los 200 alumnos. El primer jefe de la Carrera fue el arquitecto Alberto Meza Sánchez.

En esta etapa jugó un papel crucial, por su eficiencia, el ingeniero Ricardo Camacho Rosales, en quien la Escuela de Ingeniería delegó el enlace para la operación de la Carrera de Arquitectura.

Bajo la dirección del ingeniero Carlos Alfaro Morales, en mayo del 82, por primera vez se lleva a cabo la exposición de los trabajos de los alumnos en los portales del edificio La Lonja. En noviembre de ese año se realiza la 1ª Semana de Arquitectura, con eventos varios, entre los que destacan, la presentación del primer número de Cuadernos de Arquitectura Latinoamericana, así como la obra Arquifarsa, del arquitecto y miembro de la planta docente, Alejandro Ochoa Vega. En febrero del 83, al tiempo que se crea la biblioteca de ingeniería, se fortaleció el acervo bibliográfico de Arquitectura.

En la administración del ingeniero Víctor López Robles, el Jefe de la Carrera de Arquitectura, arquitecto Tomás Arroyo Malecón, logra la regularización del Control Escolar.

De este periodo debemos destacar la presencia en la planta docente de la pareja de arquitectos argentinos Emilia Lagomarsino y Carlos Barbachán, quienes trajeron consigo una valiosa experiencia producto de su estancia en varios países. Así como la del uruguayo Fernando Vázquez Ramos, quien contribuyó en la primera investigación sobre el patrimonio histórico de Culiacán.

La autonomía

En 1985 la carrera de Arquitectura se independiza de la Escuela de Ingeniería, siendo su primer director el arquitecto Saulo Valdés Jiménez.

El arquitecto Eladio Gaxiola Camacho, fue su segundo director por dos periodos consecutivos de 1986 a 1990. Entre los acontecimientos más importantes de este periodo destacan la publicación del segundo número de los Cuadernos de Arquitectura Latinoamericana y la construcción del nuevo edificio en Ciudad Universitaria.

En septiembre de 1990 un nuevo ciclo escolar se inicia en el nuevo edificio, aunque incompleto, de Ciudad Universitaria.

En abril de 1991 inicia su periodo el Arq. Horacio Roldán López. De su periodo destaca el cambio del programa de Computación, estableciendo los paquetes computacionales de MS-2, Procesadores de textos, Campeón Plus y Autocad, en sustitución de programas cuyos contenidos eran los lenguajes para programación en FORTRÁN y BASIC. Así como la creación de la gaceta Solar, en noviembre de 1991 en el diario local El Sol de Sinaloa. Aparecerán 16 números mensuales consecutivos.

Bajo la administración del arquitecto Martín Sandoval Bojórquez (1993-95), aparece la plana Ciudad Abierta en la sección local del diario Noroeste, a partir del 17 de agosto del 93.

La consolidación

Con el arquitecto Alberto Meza Sánchez (1995-98), se inician los periodos administrativos de tres años. Se entra en la etapa de los Programas Federales de Apoyo a la Educación Superior (Pronaes). Se elabora el primer Proyecto de Desarrollo de la Escuela de largo alcance (1997-2006) tomando como referencia al Programa de mejoramiento del Profesorado (Promep). Se crea el programa de Maestría en Arquitectura. Se expande la vinculación de la Escuela realizándose el Estudio del patrimonio Cultural Edificado para la Declaratoria de Zona de Monumentos Históricos en Jerez de García Salinas, Zacatecas. Se inicia la etapa de presentación a la SEP para la obtención de recursos del Fondo para la Modernización de la Educación Superior (FOMES). En 1996, se ingresa a la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura de la República Mexicana (ASINEA)

La arquitecta Gladis Beatriz Mascareño López (1999-2001), es la primera mujer directora y la sexta en la historia de la Escuela. Le corresponde implementar los programas mencionados y se entra en una nueva etapa al realizarse la evaluación de la Escuela de acuerdo a los lineamientos de los Comités Interinstitucionales de Evaluación de la Educación Superior (CIEES), y particularmente del Comité de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (CADU). Se crea el programa de Especialidad en Docencia con énfasis en diseño curricular. Se hace la revisión del Plan de Estudios concluyendo en 2001 con la elaboración y aprobación del actual Plan de Estudios.

En septiembre del 2000, el H. Consejo Universitario le otorga a nuestra escuela el rango académico de Facultad, reconociendo la capacidad de ofertar los estudios de postgrado y de otorgar el grado de maestría, así como la capacidad académica de la planta de profesores para desarrollar de manera permanente las actividades de investigación y generación del conocimiento.

*Comisión para la Acreditación de la Facultad de Arquitectura ante “COMAEA”

El arquitecto Juan Carlos Rojo Carrascal (2001-2004), es el séptimo director de la ahora Facultad de Arquitectura. Le corresponde la gestión y operación del nuevo Plan de Estudios.

Se construyeron en dos etapas, nuevos edificios para la facultad con recursos federales del FAM (Fondo de Aportaciones Múltiples).

Fue importante en esta gestión la proyección a nivel nacional y el liderazgo consolidado de la Facultad a nivel regional. Se realizaron diversos eventos que han enriquecido el quehacer académico e incitado el nivel competitivo de sus estudiantes:

En 2002 se realizó en primer Encuentro Regional de Estudiantes de Arquitectura (EREA), que reúne a estudiantes de arquitectura de toda la región noroeste del país.

En Marzo del 2002 se inicia una segunda época de Ciudad Abierta, que interrumpida en agosto de ese año, se reanuda en agosto del 2003 y continúa hasta la fecha. Se crea también el programa radiofónico semanal en Radio UAS con el mismo nombre de Ciudad Abierta.

En Noviembre del 2003 la Facultad fue sede de la 72 Reunión semestral de la ASINEA.

El arquitecto Jorge Estrada Álvarez (2004-2007), fue el octavo director de la Facultad. Enfrento el reto de consolidar la infraestructura, la regularización de los procesos administrativos y académicos, así como la labor editorial.

Se propuso buscar apoyos institucionales para formalizar el proyecto de movilidad académica que actualmente ya esta en curso, con cargo a los alumnos por ahora, donde tuvo a dos estudiantes, uno en la Universidad Politécnica de Madrid, España, y una alumna al ITESO, de Guadalajara.

Asimismo, planteó al Consejo Técnico la posibilidad de ingresar al proceso de acreditación, a través del Consejo Mexicano de Acreditación de Escuelas de Arquitectura (COMAEA). La acreditación permitió a la Facultad certificar la práctica profesional, que es el siguiente nivel para entrar en la globalización.

La labor de difusión ha recibido especial atención. Así lo demuestran sus productos, entre los que podemos mencionar: la revista Ámbito Arquitectónico, órgano nacional de difusión de ASINEA, Núm. 8, que con motivo de la LXXII reunión de la ASINEA.

Los libros: “Luis F. Molina. El arquitecto de Culiacán”, de René A. Llanes Gutiérrez, por el cual fue merecedor del premio Gabino Barreda 2003, coeditado por el H. Ayuntamiento de Culiacán a través de la crónica de Culiacán y el COBAES y; “Germán Benítez. Protagonista de la modernidad arquitectónica de Culiacán”, de Ricardo Mendoza Anguiano, coeditado con el H. Ayuntamiento, a través de la Crónica de Culiacán y la UAS.

Especial mención merece el libro “Modernidad Arquitectónica en Sinaloa”, de Alejandro Ochoa Vega, coeditado por la UAM-Xochimilco, el H. Ayuntamiento de Culiacán, DIFOCUR y la UAS.

Por último, pero no menos importante, es necesario subrayar que los protagonistas arriba señalados encaran el trabajo de toda una comunidad, conformada en su origen por 10 profesores y 200 alumnos aproximadamente y sin edificio propios, hoy formada por 1289 alumnos, 100 profesores y, de sus trabajadores administrativos que actualmente la integran, como también, las 20 generaciones de egresados.

A cargo de la Administración 2007-2010 estuvo el MDU Arq. Melchor Peiro Guerrero, quien fue el noveno Director de la Facultad de Arquitectura y el Primer Director Asignado por el H. Consejo Universitario a propuesta de la Comisión Permanente de Postulación, de acuerdo con los procedimientos establecidos en la Nueva Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en vigor desde el año 2007.

En un esfuerzo por atender la demanda social de esta carrera en la UAS, se creó el Grupo 8 al inicio de la Generación 2008-2013, logrando apoyar a un 14% mas de familias que buscaron en nuestra Universidad la oportunidad de superación para sus hijos.

Los últimos dos años se enfocaron a trabajos de regularización académica y administrativa. El Departamento de Control Escolar desplegó una intensa labor de concientización para rescatar las actas físicas y el llenado de actas electrónicas para completar debidamente los trámites de titulación nuestros egresados.

De la misma manera, se procuró incentivar a nuestros alumnos a participar activamente en el Programa de Movilidad Estudiantil en sus formatos Nacional e Internacional, así como en los Programas de Verano Científico “Delfín” e Internacional; en todas estas versiones, la FAUAS ha alcanzado una destacada participación en número de solicitantes y de beneficiarios, además de la importantísimas y valiosas experiencias que acumularon nuestros estudiantes.

La alta calidad del Programa Educativo de Licenciatura en Arquitectura se mantiene desde antes de su acreditación y, procurando refrendar este reconocimiento, se continúa trabajando, especialmente en la recomendación que señala la necesaria Revisión del Plan de Estudios. El Posgrado, en su Programa de Maestría en Arquitectura, también es sometido a una profunda revisión y modificación, después de su intento de ingreso al PNPC del CONACYT.

En agosto del 2013 se aprueba plan original de la licenciatura en diseño de interiores y ambientación y el plan original de la licenciatura de diseño urbano y del paisaje, creación aprobada en el acuerdo número 038, por el máximo órgano de gobierno el Consejo Universitario.

En el 2017 siendo director el Dr. Jorge Alberto Estrada Álvarez se re acredita por segunda ocasión el programa de Licenciatura en Arquitectura con acreditación internacional por la Acreditadora Nacional de Programas de Arquitectura y Diseño del Espacio Habitable ANPADEH.

En la FAUAS se ha entendido que los retos del crecimiento de la matrícula, pueden enfrentarse, diversificando la oferta educativa y abriendo al efecto las Licenciaturas en Diseño Urbano y del Paisaje por un lado y la Licenciatura en Diseño de Interiores y Ambientación, pero fundamentalmente reflexionando sobre los delgados límites disciplinarios con que nos retan los problemas de la realidad social y aproximarse a establecer el rol del arquitecto, el del diseñador urbano y del paisaje y del diseñador de interiores y ambientación , para las intervenciones en la producción y reutilización de objetos arquitectónicos, en sectores de ciudad y/o en los espacios interiores.

© 2020 | Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Sinaloa